Cómo relajar el diafragma con los Hipopresivos

El diafragma me persigue. Desde que en Madrid comencé a practicar y enseñar Pilates hace 12 años este músculo con forma de cúpula dirige no sólo mi respiración sino sobre todo mi vida profesional y, por supuesto, emocional. También las posturas de Yoga y su respiración (enseño Vinyasa) te descrubren y reconcilian con esa membrana que separa los pulmones del estómago. Otras técnicas, como los cada vez más conocidos Hipopresivos, también logran la relajación del diafragma.

Hace tan sólo un año empecé en Ibiza la formación en Terapia Corporal Integrativa (TCI) y ahí acudió, con todo su esplendor, mi diafragma acompañado con una hernia epigástrica. Más adelante te contaré mi experiencia en TCI pero ahora me interesa explicarte qué sucede con el diafragma en la práctica de otra actividad cada vez más popular, la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH) ¿Te imaginas que te pasaría si estuvieras todo un fin de semana liberando el diafragma?  Yo lo hice durante la formación de Hipopresivos con la escuela de Marcel Caufriez en Bilbao (Albora Salud). A las 24 horas de empezar el curso me convertí en un mar de lágrimas…. Y lanzé un SOS a mis compañeros de Terapia Corporal Integrativa. “El barco se hunde… y mi diafragma con él”.

¿Qué me estaba pasando? En los ejercicios de la Gimnasia Abdominal Hipopresiva se realiza una respiración costal en la fase inspiratoria y tras la espiración total de aire se produce una apnea mantenida (entre diez y veinticinco segundos según el nivel del practicante). En la fase de apnea se añade una apertura costal simulando una inspiración costal pero sin aspiración de aire. Durante la fase de apnea espiratoria se provoca el cierre de la glotis, la contracción voluntaria de los serratos mayores y de los músculos elevadores de la caja torácica (músculos de las vías respiratorias superiores, intercostales, escalenos y esternocleidomastoideo).

¿Quieres tener un diafragma feliz con los Hipopresivos? Click Para Twittear

Lo que más me interesa contarte ahora es que en la práctica de los Hipopresivos el diafragma, durante la fase de apnea espiratoria, se relaja y es succionado como consecuencia de la apertura costal y elevación de la caja torácica. La relajación tónica del diafragma (Hodges, Heijnen y Gandevia, 2001) consigue la disminución de la presión torácica y abdominal (Caufriez et al., 2007).

Los beneficios de los Hipopresivos son muy numerosos (mejora de la incontinencia urinaria al fortalecer el suelo pélvico; corrección de a postura y activación de la musculatura abdominal profunda y de la espalda; aumento de a capacidad respiratoria…), pero ahora me gustaría destacar la importancia de la relajación del diafragma y lo que ésto conlleva. Lógicamente no es lo mismo realizar una clase de 45 minutos que una formación intensiva de 50 horas, así que la relajación del diafragma no te llevará a ninguna situación emocional imprevista pero sí sentirás la relajación del diafragma y sus beneficios

beneficios de los Hipopresivos del Método Oficial de Marce Caufriez. Clases en Ibiza

¿Conoces tu diafragma?

El diafragma embriológicamente es el segundo músculo en formarse después del corazón (alrededor de la 4ª semana). Es además uno de los pocos músculos que se encuentra en el plano transversal, es decir, sus fibras se sitúan perpendiculares al suelo cuando estamos de pie. El diafragma nos corta por el medio, justo debajo de las costillas, hasta la columna lumbar. Va desde la séptima costilla hasta la decimosegunda, y abarca de la primera lumbar hasta la cuarta.

El diafragma es como un paraguas en medio de nuestro cuerpo que se mueve como una membrana, arriba y abajo (o como una ventosa) al ritmo de la respiración. Está agujereado, por dos grandes orificios, por los que pasan, entre otros, la arteria aorta, la vena cava, y el esófago. Rodeando estos orificios, hay como un aro. Se llama “centro frénico”, y es el que sube y baja, como una polea.

Al estar situado sobre las vísceras más altas del abdomen, a través de sus movimientos, el diafragma influye directamente en estas vísceras y a distancia en el conjunto visceral abdominal. Cuando la polea no baja el diafragma no empuja las vísceras, por tanto no estimula el sistema linfático, produciéndose la acumulación de las toxinas. Cuando a la polea le cuesta subir, lo que pasa es que el diafragma queda “más” pegado a las lumbares, aumentando la lordosis o curvatura lumbar, con sus consecuencias a nivel de problemas de espalda.

El diafragma se puede encontrar más debilitado por varias causas entre las que se encuentran:

  • Envejecimiento.
  • Tos crónica.
  • Obesidad.
  • Estrés.
  • Tabaquismo.
  • Levantar objetos pesados.
  • Una patología frecuente es la hernia diafragmática o también conocida como Hernia de Hiato. Su prevalencia más común es en personas de más de 50 años, aunque en términos generales puede afectar al 20 por ciento de la población.

EJERCICIO PRÁCTICO

Automasaje del diafragma

Se puede realizar un automasaje diafragmático de liberación miofascial con las propias manos. Coloca los dedos alrededor del arco costal. Realiza una suave inspiración diafragmática y al exhalar introduce suevamente las yemas de los dedos por dentro del arco costal como si estuvieses tecleando en una máquina de escribir. Al inspirar nuevamente mantén los dedos en la última posición y durante la exhalación continúa masajeando por dentro de las carillas costales. Repite de seis a ocho veces.

IMPORTANTE

Para practicar los ejercicios Hipopresivos de forma segura, correcta y conseguir sus beneficios es importantísimo que te dejes guiar por un especialista, y que os realices siempre bajo e control y seguimiento de un profesional certificado. En la web oficial de Marcel Caufriez, creador del Método Hipopresivo, dispones de un buscador de todos los profesionales acreditados y por ciudades.

Método Oficial de Hipopresivos de Marcel Caufriez en Ibiza

Aquí puedes encontrar más información sobre clases de Hipopresivos en la isla de Ibiza.

 

 

 

 

 




Recent Posts

Leave a Comment